Refuerzo del Periné

(Perineoplastia)

El periné (zona de piel situada entre la entrada de vagina y el recto) se ve con frecuencia afectado por desgarros y por las episiotomías (corte realizado por su matrona o ginecólogo, para evitar el desgarro sin control de la vagina). A menudo resultan excesos de piel, cicatrices y abultamiento ó debilidad en la zona.

 

Con la perineoplastia se repara la zona inmediatamente cercana a la apertura vaginal. No sólo se retiran los excesos de piel y cicatrices, sino que se da una mayor tensión a la zona, permitiendo eliminar la sensación de pesadez y falta de tono.

La cirugía de refuerzo del periné suele realizarse conjuntamente con la cirugía de refuerzo vaginal, dado que suelen encontrarse afectadas ambas zonas.

 

La cirugía de refuerzo del periné se realiza habitualmente bajo anestesia epidural ó anestesia local con sedación.